, ¿Qué son las ZEDE en Honduras?

¿Qué son las ZEDE en Honduras?

Las ZEDE tienen personalidad jurídica y están autorizadas a establecer sus propias políticas y normativas, con el propósito crear condiciones que permitan al país la inserción en los mercados mundiales bajo reglas altamente competitivas y estables.

Las ZEDE podrán crearse con el objetivo de desarrollar:

  • – Centros Financieros Nacionales o Internacionales
  • – Centros Logísticos Internacionales,
  • – Ciudades autónomas,
  • – Cortes Comerciales Internacionales,
  • – Distritos Especiales de Inversión,
  • – Distritos Energéticos Renovables,
  • – Zonas Económicas Especiales,
  • – Zonas sujetas a un Sistema Jurídico Especial,
  • – Zonas Agroindustriales Especiales,
  • – Zonas Turísticas Especiales,
  • – Zonas Mineras Sociales,
  • – Zonas Forestales Sociales
  • – Cualquier otro régimen especial que incluya una combinación de varios de estos regímenes para procurar el desarrollo de las inversiones bajo modelos incluyentes. 

Las ZEDE gozan de autonomía funcional y administrativa que incluye las funciones, facultades y obligaciones que la Constitución y las leyes le confieren a los municipios. Contarán con tribunales autónomos e independientes con competencia exclusiva en las mismas, los que podrán adoptar sistemas o tradiciones jurídicas de otras partes del mundo, debiendo garantizar  los principios constitucionales de protección a los Derechos Humanos.

Los actos y contratos que se celebren o emitan dentro de la ZEDE, tienen plena vigencia en el resto del país y en el extranjero de conformidad a los estatutos de reciprocidad. Así mismo, podrán establecer obligaciones dentro y fuera del país, aclarando que el estado de Honduras no servirá de aval, es decir, que no es responsable en ninguna forma de las deudas o compromisos financieros que sean adquiridos.

Las ZEDE tendrán la libertad de adoptar las mejores prácticas que consideren adecuadas para lograr cumplir con el objetivo de lograr el desarrollo y atraer las inversiones y talentos nacionales e internacionales.

Las ZEDE están obligadas a publicar su normativa interna por los mecanismos que ellos mismos determinen, exceptuando en aquellos casos que la normativa deba ser aprobada por el Congreso, donde también deberán publicarla en el Diario Oficial La Gaceta.

La Normativa que regirá las ZEDE, tendrá la siguiente jerarquía

  • – La Constitución de la República
  • – Los tratados internacionales en lo que sean aplicables;
  • – El Presente Ley Orgánica de las ZEDE;
  • – Las leyes nacionales aplicables
  • – La normativa interna emanada de las autoridades de las ZEDE o incorporada por las mismas.

 ¿Qué se establece respecto de los derechos fundamentales y deberes de los residentes?

Todas las personas en las ZEDE son iguales en derechos y obligaciones, sin discriminación de ninguna naturaleza y tendrán la obligación de respetar a sus semejantes, a la sociedad, a la humanidad, conforme a la legislación aplicable.

Para tal efecto se podrán establecer convenios de convivencia ciudadana con las personas que libremente deseen habitar o residir en su jurisdicción. Así mismo, estarán obligadas a crear espacios públicos con las condiciones necesarias para que los residentes se manifiesten pacíficamente en defensa de sus derechos sin afectar en ninguna forma los derechos de terceros. Las ZEDE deben garantizar en todo momento la continuidad de los servicios públicos y el uso de las vías y medios de comunicación.

 ¿Qué jurisdicción aplica para la resolución de disputas y seguridad interna?

Las ZEDE están sujetas a una jurisdicción especial y contarán con tribunales autónomos e independientes con competencia exclusiva en todas las instancias sobre las materias que no estén sujetas a arbitraje obligatorio. Los mismos serán creados por el Poder Judicial por medio del Consejo de la Judicatura a propuesta del Secretario Técnico y operarán bajo la tradición de derecho común o anglosajón (common law).
Quienes habiten u operen en una de estas zonas podrán pactar contractualmente el sometimiento a una jurisdicción arbitral o judicial diferente a la de las ZEDE.

Las ZEDE contarán con un Tribunal de Protección de los Derechos Individuales, para amparar a sus habitantes contra las violaciones a sus Derechos Fundamentales. Estará integrado por cuantas personas decida el Comité de Adopción de Mejores Prácticas. Las ZEDE serán responsables de resarcir las indemnizaciones a las que eventualmente sea condenado el Estado de Honduras por las violaciones ocurridas dentro de su jurisdicción y a acatar recomendaciones y medidas precautorias o disposiciones dictadas por los organismos internacionales de Derechos Humanos.

Las ZEDE deben hacer uso del arbitraje obligatorio para todos los asuntos de carácter contractual o patrimonial. Se exceptúan de esta disposición las materias penal, de niñez y adolescencia.

Las ZEDE deberán crear los mecanismos de asistencia legal necesarios para garantizar la igualdad de acceso de aquellas personas que carezcan de los medios económicos para ejercer sus derechos, incluyendo aquellas instancias sujetas a arbitraje obligatorio.

Las ZEDE deben establecer sus propios órganos de seguridad interna con competencia exclusiva en la zona, incluyendo su propia policía, órganos de persecución penal y sistema penitenciario.

 ¿Cómo se administra la economía y  las finanzas en las ZEDE?

Las ZEDE tienen un régimen financiero independiente, están autorizadas a utilizar sus ingresos financieros exclusivamente para sus propios fines y transferirán recursos a las autoridades del resto del país en la forma en que señale esta Ley.

Las ZEDE podrán reconocer títulos de propiedad sobre bienes inmuebles, en áreas urbanas que cuenten con infraestructura propia.

La propiedad del suelo donde están asentadas las ZEDE creadas en zonas de baja densidad poblacional deberá pasar gradualmente a ser propiedad del Estado y será administrada en su nombre por las ZEDE. Cuando esto ocurra, la ZEDE podrá expropiar previa indemnización a los propietarios de las mismas. El justiprecio será determinado en base a los valores referenciales de mercado de bienes de igual calidad que se encuentren fuera de esa jurisdicción.

Todos los inmuebles comprendidos dentro del ámbito espacial de competencia de la ZEDE pueden ser incorporados al régimen por expropiación, compra o asociación con propietarios interesados en ser parte de los mismos. En caso de presentarse oposición a la venta o asociación, el gobierno de la ZEDE podrá expropiar el inmueble consignando el valor del mismo. Podrán expropiarse por causa de utilidad o necesidad pública de los bienes que consideren necesarios para el desarrollo o expansión de las mismas. La oposición al justiprecio que se determine debe hacerse por medio de arbitraje y no podrán imponerse medidas precautorias que impidan o detengan el proceso de expropiación.

Las ZEDE deben contar con un régimen fiscal independiente y deben orientarse por una política de bajos impuestos. La recaudación de tributos es potestativa de las ZEDE y deberá realizarse de acuerdo a las reglas fijadas en este Ley Orgánica. Su régimen fiscal podrá estar constituido por uno, varios o la totalidad de los siguientes componentes según lo decida el Comité de Adopción de Mejores Prácticas:
   1. Los impuestos sobre la renta a las personas naturales nunca podrán ser superiores al doce por ciento (12%).
   2. Los impuestos sobre la renta a las personas jurídicas nunca podrán ser superiores al dieciséis por ciento (16%).
   3. El impuesto sobre valor agregado no podrá ser superior al cinco por ciento (5%).
   4. Un impuesto a la propiedad de la tierra en desuso cuyo porcentaje será fijado por la ZEDE;
   5. Un impuesto a los bienes inmuebles cuyo porcentaje será fijado por la ZEDE;
   6. Un impuesto plano o de tasa única cuyo porcentaje será fijado por la ZEDE;

Las ZEDE definirán el porcentaje de impuestos a cobrar en cada caso, dentro de los parámetros señalados en éste Artículo. Las ZEDE están autorizadas a definir tasas razonables a ser cobradas por la prestación de servicios públicos para recuperar los costos de las mismas.

Las ZEDE son zonas fiscales y aduaneras extraterritoriales, distintas a las del resto del territorio nacional, por lo que deberán operar sobre una política de libre comercio y competencia que garantice la libre circulación de bienes, activos intangibles y capital, de tal forma que se garantizara la libre entrada de naves marítimas y aéreas a las ZEDE. La regulación de la navegación marítima y aérea, así como el control de los puertos y aeropuertos en la jurisdicción de las ZEDE estará bajo su responsabilidad, pudiendo establecer las tasas que estas consideren adecuadas.

Las importaciones que realicen las personas jurídicas que operan en una ZEDE, al ingresar al territorio aduanero nacional están libres del pago de todo impuesto, arancel, cargos, recargos, derechos consulares, impuestos internos, de consumo y gravamen que tengan relación directa o indirecta, con las operaciones de importación y exportación y se tramitara haciendo uso de una declaración única aduanera, sin la intervención de agente aduanero o apoderado especial aduanero.

Las compras de bienes y servicios que realicen en el mercado nacional las empresas que operan dentro de una ZEDE están exoneradas del pago del Impuesto Sobre Ventas o de cualquier otro impuesto al valor agregado. Sin embargo,  cuando vendan productos, bienes o servicios en el resto del país deberán pagar los aranceles o impuestos que determine el Congreso Nacional.

 ¿Qué establece en cuanto a educación, salud, seguridad Social, ciencia, religión, trabajo?

Las ZEDE están autorizadas a establecer sus propios sistemas de  educación, salud, seguridad social y promoción de la ciencia; así como a garantizar la libertad de conciencia, religión, la protección laboral y la libertad de asociación. La normativa de las ZEDE regulará estas materias.

Las ZEDE están obligadas a garantizar los derechos laborales de los trabajadores según los tratados internacionales suscritos y las disposiciones que emanen de los organismos internacionales, como la OIT. Se utilizaran mecanismos de conciliación y arbitraje para la solución de conflictos.

Se establece que en igualdad de condiciones, los trabajadores hondureños tendrán preferencia sobre los trabajadores extranjeros.

Se prohíbe a los patronos emplear menos del 90% de trabajadores hondureños y pagar a éstos menos del 85% del total de los salarios que se devenguen.

Conclusión

La creación de las ZEDE es hecha por decreto del Congreso Nacional cumpliendo con las siguientes reglas:

  • – Cuando la Zona a ser declarada sea de baja densidad poblacional , se deberá contar con el dictamen del Instituto Nacional de Estadística certificando dicha situación de conformidad con lo establecido en el Artículo 329 de la Constitución de la República.
  • – Cuando la Zona a ser declarada se ubique en un área de alta densidad poblacional, previo a su creación se deberá realizar un plebiscito en el o los municipios en los que se ubique la zona, pudiendo decretarse su creación únicamente si el resultado de la consulta es a favor de la misma.

CONATEL entregará a las ZEDE la administración del espectro radioeléctrico que aún no haya sido asignado en la jurisdicción de éstas.

Los ingresos de las ZEDE deberán ser administrados a través de un fideicomiso creado para cada una, el cual podrá incluir a un Banco Internacional, a un Banco Nacional o a ambos. De igual manera, el doce por ciento (12%) de la recaudación fiscal que hagan las ZEDE dentro de su jurisdicción deberá destinarse a la creación de uno o varios fideicomisos distribuidos en proporciones iguales y para los siguientes fines prestablecidos por la Ley ZEDES.

Marcela Aguilar
Asociada
CENTRAL LAW Honduras
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


1 a. Los decretos legislativos mediante los cuales se adoptan el Himno Nacional, Escudo Nacional, Bandera Nacional y los demás símbolos nacionales.
b. Legislación sobre el Mar Territorial de la Nación y Zona contigua.
c. Mientras las ZEDE no emitan las suyas propias o incorporen por referencia las que consideren más eficientes para el alcance de sus propósitos, se aplicarán las siguientes leyes penales: El Código Penal y la legislación complementaria donde se tipifiquen delitos e impongan penas o permitan la extradición de personas, especialmente por delitos como el narcotráfico, lavado de activos, trata de personas, tráfico de personas, genocidio, terrorismo, pornografía infantil, explotación de menores y crimen organizado en la forma en que estaban redactados al momento de entrar en vigencia el presente Ley Orgánica.

2. Se declaran sujetos al presente régimen las zonas con baja densidad poblacional de municipios ubicados en departamentos contiguos al Golfo de Fonseca y el Mar Caribe.

Cerrar