, Pretenden uso exclusivo de Black Friday

Pretenden uso exclusivo de Black Friday

El día viernes 27 de noviembre tendrá lugar el famoso Black Friday en Estados Unidos. El Black Friday o Viernes Negro es una actividad de origen estadounidense que se celebra el día siguiente de la celebración de acción de gracias. Esta actividad comercial, que muchos países latinoamericanos ya practican, es conocida como la fecha en la cual el comercio alcanza las cifras más altas de venta en todo el año, gracias a las prácticas de las tiendas de ofrecer tentadoras ofertas, que a veces rayan en lo increíble, el Black Friday es una fecha esperada ansiosamente tanto por vendedores como por compradores.

A pesar de ser esta actividad altamente reconocida a nivel internacional y de ser practicada por múltiples negocios en Nicaragua, recientemente una empresa ha inscrito ante el Registro de la Propiedad Intelectual de nuestro país, el signo Black Friday y ha iniciado una campaña en la que pretende la apropiación exclusiva de un término, que es sin lugar a dudas no registrable, es decir no debe de pertenecer a nadie en particular.

Para el Dr. M.Z Weisten, “Una marca es un signo utilizado para distinguir un producto o servicio, con la finalidad de permitir diferenciarlos de los productos o servicios suministrados por los competidores”. Esta definición deja en claro la función de la marca de servir como objeto diferenciador de los productos o servicios de una empresa, brindándole un valor comercial intangible a su titular.

No debemos olvidar que una marca para ser registrable debe de individualizar o singularizar su fuente de procedencia, es decir ser original y novedosa. Estos elementos que caracterizan a una marca son esenciales al momento de dictaminar su registro. Por una parte, la originalidad se refiere a que la marca no esté compuesta por nombres genéricos o descriptivos, ni indicar sus cualidades o destino. Por otra parte, la novedad está vinculada con la disponibilidad en el sentido de que el signo que se pretende registrar no debe confundirse con otras marcas ya existentes.

Estas características de originalidad y novedad no las posee el signo Black Friday, cuya inscripción es un evidente error registral por el cual no deben ser castigados los empresarios de nuestro país. Sería como pretender el registro de eventos como: “Oktober Fest”, “Halloween”, “Thanksgiving”, “Navidad” o “Fiestas Patrias”.

La acción de esta compañía nicaragüense limita la libertad de empresa y cruza la línea hacia la competencia desleal, al pretender un monopolio sobre un término altamente reconocido que es utilizado en el comercio por muchos para promover la compra y venta de productos a bajos precios. Sin embargo, gracias a las disposiciones de nuestra Ley de Marcas y Otros Signos Distintivos, Ley 380, este registro está sujeto a nulidad y ahora depende de todos los empresarios y comerciantes interesados el hacer uso de las herramientas legales para anular este registro e impedir su continuidad.

Como abogada nicaragüense considero de vital importancia la concientización en las empresas sobre la protección de los signos distintivos, marcas, emblemas y señales de publicidad, que constituyen una forma de manifestación de la invención y creatividad humana. Promovamos el uso y registro adecuado de las marcas y evitemos la competencia desleal.

Sayra Gabriela Fornos
Directora de Propiedad Intelectual
CENTRAL LAW Nicaragua

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar