, Nuevo manual de procedimientos de la inspección de trabajo

Nuevo manual de procedimientos de la inspección de trabajo

Desde hace más de una dé­ca­da, la Di­rec­ción Na­cio­nal de Ins­pec­ción (DNI) viene rea­li­zan­do un es­fuer­zo no­ta­ble por uni­fi­car y sis­te­ma­ti­zar los pro­ce­di­mien­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos de in­ves­ti­ga­ción que las di­fe­ren­tes leyes la­bo­ra­les le atri­bu­yen a su com­pe­ten­cia.

Re­cor­de­mos que la DNI es el ór­gano ad­mi­nis­tra­ti­vo del Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo y Se­gu­ri­dad So­cial al que le co­rres­pon­de velar por el cum­pli­mien­to de toda la le­gis­la­ción la­bo­ral, in­clu­yen­do las nor­mas re­la­ti­vas a la se­gu­ri­dad e hi­gie­ne en el tra­ba­jo, y la se­gu­ri­dad so­cial.

Nues­tro sis­te­ma de ins­pec­ción la­bo­ral es pre­ven­ti­vo, en la me­di­da en que aun cuan­do se en­cuen­tra a un em­plea­dor in­cum­plien­do los de­re­chos la­bo­ra­les de uno o más tra­ba­ja­do­res, se le pre­vie­ne para que co­rri­ja la falta. Si el em­plea­dor co­rri­ge y se pone a de­re­cho, no tiene con­se­cuen­cias, esto es, no es de­nun­cia­do por vio­la­ción a las leyes la­bo­ra­les ante el Juez de Tra­ba­jo.

La DNI no san­cio­na, úni­ca­men­te in­ves­ti­ga y de­nun­cia. La san­ción, que úni­ca­men­te la puede im­po­ner un Juez de Tra­ba­jo, con­sis­te en una multa que en la ma­yo­ría de los casos es de uno a tres sa­la­rios base, pu­dien­do lle­gar hasta vein­ti­trés sa­la­rios base. El sa­la­rio base es equi­va­len­te a cua­tro­cien­tos mil co­lo­nes; co­lo­nes más, co­lo­nes menos.

El nuevo Ma­nual de Pro­ce­di­mien­tos Le­ga­les de la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo viene a re­gu­lar ese pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción pre­vio a la de­nun­cia ante el Juez de Tra­ba­jo. Es una he­rra­mien­ta que todo en­car­ga­do de re­cur­sos hu­ma­nos debe co­no­cer, por­que des­cri­be por­me­no­ri­za­da­men­te los de­re­chos y de­be­res pro­ce­di­men­ta­les del em­plea­dor, así como las po­tes­ta­des y lí­mi­tes de los ins­pec­to­res de tra­ba­jo du­ran­te la in­ves­ti­ga­ción.

Los pro­ce­di­mien­tos aquí re­gu­la­dos son prin­ci­pal­men­te: des­pi­do de mujer em­ba­ra­za­da o en pe­rio­do de lac­tan­cia; des­pi­do de per­so­na tra­ba­ja­do­ra ado­les­cen­te; acoso la­bo­ral y acoso se­xual; vio­la­ción de con­ven­cio­nes co­lec­ti­vas, arre­glos di­rec­tos y lau­dos; per­se­cu­ción sin­di­cal; dis­cri­mi­na­ción y sus­pen­sión tem­po­ral de con­tra­tos de tra­ba­jo.

Tres temas quie­ro des­ta­car a pro­pó­si­to de esta nueva ver­sión del Ma­nual. La pri­me­ra tiene que ver con el pro­ce­di­mien­to para cer­ti­fi­car­se como em­pre­sa cum­pli­do­ra de la le­gis­la­ción la­bo­ral. La DNI tras un pro­ce­so de ve­ri­fi­ca­ción del cum­pli­mien­to emite una cer­ti­fi­ca­ción dando fe de que la em­pre­sa ajus­ta su com­por­ta­mien­to a la le­gis­la­ción vi­gen­te.

La ins­pec­ción vir­tual es una mo­da­li­dad de in­ves­ti­ga­ción sin vi­si­ta ini­cial a la em­pre­sa; en reali­dad con­sis­te en la so­li­ci­tud de do­cu­men­ta­ción por medio de co­rreo u otro medio elec­tró­ni­co que el ins­pec­tor hace a la em­pre­sa para que la haga lle­gar a la DNI den­tro de cier­to pe­rio­do de tiem­po. La in­ves­ti­ga­ción se rea­li­za en la DNI pero es igual­men­te im­pe­ra­ti­vo en­tre­gar la do­cu­men­ta­ción por este medio so­li­ci­ta­da. La vi­si­ta de com­pro­ba­ción sí se rea­li­za pre­sen­cial en el lugar de tra­ba­jo.

Re­cor­dar que las san­cio­nes pe­cu­nia­rias que pueda im­po­ner un Juez de Tra­ba­jo por in­frac­ción a las leyes de tra­ba­jo, es decir las mul­tas, son in­de­pen­dien­tes de las re­cla­ma­cio­nes que pue­dan hacer ante el mimo Juez de Tra­ba­jo los tra­ba­ja­do­res per­ju­di­ca­dos con las in­frac­cio­nes. Por ejem­plo, si se de­nun­ció a un em­plea­dor por des­pi­do de un mujer em­ba­ra­za­da o en pe­rio­do de lac­tan­cia, el ins­pec­tor in­ves­ti­ga y puede de­nun­ciar dicha in­frac­ción para que un Juez le im­pon­ga una multa; pero pa­ra­le­la­men­te la per­so­na tra­ba­ja­do­ra puede de­man­dar en la vía la­bo­ral al em­plea­dor, para el pago de los sa­la­rios caí­dos, y otras in­dem­ni­za­cio­nes, hasta la re­ins­ta­la­ción de la tra­ba­ja­do­ra. Esto úl­ti­mo re­sul­ta lo más cos­to­so para un em­plea­dor.

Por úl­ti­mo, ad­ver­tir que el nuevo Ma­nual de Pro­ce­di­mien­tos Le­ga­les de la DNI que­da­ría ob­so­le­to ab­so­lu­ta­men­te, en caso de que el señor Mi­nis­tro de Tra­ba­jo logre que se aprue­be en la Asam­blea Le­gis­la­ti­va su pro­yec­to para que las mul­tas pue­dan ser im­pues­tas ad­mi­nis­tra­ti­va­men­te por la misma DNI y por los ins­pec­to­res de tra­ba­jo, sin ne­ce­si­dad de acu­dir al Juez de Tra­ba­jo.

Algo se­me­jan­te no es tan des­ca­be­lla­do, si to­ma­mos en cuen­ta que somos de los pocos paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos que no tie­nen pre­vis­ta la multa ad­mi­nis­tra­ti­va, y que nues­tro sis­te­ma de ins­pec­ción es bas­tan­te laxo.

Tal vez sea más con­ve­nien­te que nues­tro sis­te­ma de ins­pec­ción fuera más exi­gen­te, pero que con­ti­nue­mos de­ján­do­le la im­po­si­ción de san­cio­nes al Juez de Tra­ba­jo.

Alfonso Carro
CENTRAL LAW Costa Rica

Ver enlace original aquí

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar