, Llamado a la sinceridad: ¿Realmente sabe lo que es un “Servicio de la Sociedad de la Información”?

Llamado a la sinceridad: ¿Realmente sabe lo que es un “Servicio de la Sociedad de la Información”?

Después de un análisis del tema, y tomando muy en cuenta la regulación europea en dicha materia, se puede identificar que el concepto “sociedad de la información” viene determinado por la extraordinaria expansión de las redes de telecomunicaciones y, en especial, de internet como vehículo de transmisión e intercambio de todo tipo de información. Su incorporación a la vida económica y social ofrece innumerables ventajas, como la mejora de la eficiencia empresarial, el incremento de las posibilidades de elección de los usuarios y la aparición de nuevas fuentes de empleo, por ejemplo a través de las economías colaborativas a las cuales me referí en mi publicación anterior.

Para nadie es un secreto que la implantación de internet y las nuevas tecnologías tropieza con algunas incertidumbres jurídicas, y que resulta preciso aclarar con el establecimiento de un marco jurídico adecuado que genere en todos los actores la confianza necesaria para el empleo de este nuevo medio.

A partir de lo anterior, la Unión Europea, mediante la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (ley 34/2002), se ha interesado por proveer al ciudadano con un concepto para definir los servicios de la sociedad de la información:

Se trata de un servicio que engloba:

  1. (i) la contratación de bienes y servicios por vía electrónica,
  2. (ii) el suministro de información por dicho medio (como el que efectúan los periódicos o revistas que pueden encontrarse en la red), las actividades de intermediación relacionadas con la provisión de acceso a la red,
  3. (iii) la transmisión de datos por redes de telecomunicaciones,
  4. (iv) la realización de copia temporal de las páginas de internet solicitadas por los usuarios,
  5. (v) el alojamiento en los propios servidores de información,
  6. (vi) servicios o aplicaciones facilitados por otros o
  7. (vii) la provisión de instrumentos de búsqueda o de enlaces a otros sitios de internet,
  8. (viii) así como cualquier otro servicio que se preste a petición individual de los usuarios (descarga de archivos de video o audio), siempre que represente una actividad económica para el prestador.

Estos servicios son ofrecidos por los operadores de telecomunicaciones, los proveedores de acceso a internet, los portales, los motores de búsqueda o cualquier otro sujeto que disponga de un sitio en internet a través del que realice alguna de las actividades indicadas, incluido el comercio electrónico (la negrita y la numeración no son del original). Con el fin de simplificar la definición legal anteriormente citada, propongo las siguientes aclaraciones:

  1. a. La contratación de bienes o servicios por vía electrónica.
  2. b. La difusión de comunicaciones comerciales o publicidad por medios electrónicos.
  3. c.  El suministro de información por vía electrónica.

Se estiman, sin perjuicio de la existencia de otros, como servicios de intermediación la provisión de servicios de acceso a internet, la transmisión de datos por redes de telecomunicaciones, la realización de copia temporal de las páginas de internet solicitadas por los usuarios, el alojamiento en los propios servidores de datos, aplicaciones o servicios suministrados por otros y la provisión de instrumentos de búsqueda, acceso y recopilación de datos o de enlaces a otros sitios de internet.

A partir de lo anterior, resulta más sencillo establecer las bases de aplicación de un concepto a una actividad determinada. Desde mi punto de vista, resulta conveniente mantenerse informado acerca de las modificaciones legales y reglamentarias en materia de comercio electrónico, con el fin de buscar la seguridad en las transacciones realizadas entre prestadores y destinatarios de estos servicios.

Si bien la normativa vigente en Costa Rica es laxa a la hora de enfrentar la casuística propia de las nuevas tecnologías, aplaudo la iniciativa que presenta la Dra. Sánchez del Castillo para establecer unas primeras bases para la regulación de las relaciones comerciales electrónicas con fuertes bases en la legislación europea, que si bien es cierto no es perfecta, nos lleva al menos 15 años de ventaja en dicha materia.

Si tuviera que proponer un campo de mejora, definitivamente este sería el “establecimiento de la responsabilidad de los proveedores de servicios de la sociedad de la información”. Estaré trabajando en el tema con el fin de realizar propuestas que espero lleguen a buen puerto.

Ricardo Rodríguez Valderrama
CENTRAL LAW Costa Rica

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar