, La interconexión eléctrica regional: Energía para Centroamérica

La interconexión eléctrica regional: Energía para Centroamérica

ANTECEDENTES

Entre las limitaciones técnicas relacionadas con la energía eléctrica quizá la más importante sea su dificultad de almacenamiento en cantidad suficiente para satisfacer la demanda, por lo que se diseñan sistemas que permiten su transmisión, en el acto, una vez que se ha generado. Los beneficios de la energía eléctrica llegan hasta donde el sistema lo permite, de ahí lo imprescindible de contar con la infraestructura suficiente para realizar las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización, de forma concatenada y en dirección al usuario final, quien recibe el suministro a cambio de una contraprestación económica; ello implica transferencias entre los distintos puntos o nodos de los operadores del sistema, a través de enlaces, que se denominan Interconexiones.

Debido a su vinculación con los procesos productivos, los mercados eléctricos naturalmente tienden a la expansión. Durante la década de los ochentas se interconectaron los sistemas nacionales de los países centroamericanos, realizando transacciones bajo esquemas bilaterales establecidos mediante tratados binacionales que se someten a requerimientos diferentes y restrictivos de los dos mercados interconectados, como si la exportación fuese una demanda en la frontera y la importación una generación, ambas pertenecientes a su propio mercado.

MERCADO ELECTRICO REGIONAL

El 30 de noviembre de 1996, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, suscriben el TRATADO MARCO DEL MERCADO ELÉCTRICO DE AMÉRICA CENTRAL (en adelante “el Tratado Marco”), complementado por dos Protocolos, al amparo del cual ejecutan el Proyecto “Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central” (SIEPAC), con una capacidad de transmisión de 300 megavatios, que crea el denominado Mercado Eléctrico Regional (MER), aprovechándose de las similitudes de los mercados nacionales con empresas de transmisión independientes y con instituciones de operación, administración y regulación fortalecidas.

El Tratado Marco establece un novedoso esquema multilateral de integración, que no sólo interconecta los seis mercados o sistemas nacionales existentes, sino que además forma un séptimo mercado superpuesto con aquellos, con regulación propia, donde los agentes habilitados realizarán transacciones internacionales de energía eléctrica, pretendiendo la reducción de costos de energía, mejora en la confiabilidad del suministro, implementación de economías de escala, generación de mayores niveles de competencia en los mercados nacionales y atracción de la inversión extranjera, como quedó evidenciado con la posterior incorporación de México y Colombia como socios extra regionales del SIEPAC.

ESTRUCTURA DEL MERCADO

Los Gobiernos han realizado las inversiones necesarias para desarrollar, diseñar, financiar, construir y mantener el sistema de transmisión regional, constituyendo una empresa de capital mixto, regida por el Derecho Privado, denominada Empresa Propietaria de la Red (EPR). Por otra parte, el Tratado Marco crea los organismos regionales siguientes: (i) Ente Operador Regional (EOR), como administrador con criterio técnico y económico del MER; y, (ii) Comisión Regional de Interconexión Eléctrica (CRIE), como regulador del MER.

La CRIE emitió el REGLAMENTO DEL MERCADO ELÉCTRICO REGIONAL (RMER), que entró en vigencia como una normativa válida, de obligatorio cumplimiento y vinculante en el territorio de los países miembros del Tratado Marco.

OPORTUNIDADES DE NEGOCIOS EN LA REGIÓN

Los países de la región presentan una demanda pico de 7,500 megavatios, por lo que el SIEPAC pretende que éstos accedan a energía menos costosa, como la que recientemente ofrece México, quien después de reformar sus políticas puede vender excedentes energéticos.

El SIEPAC cuenta con una millonaria infraestructura y su regulación sigue ajustándose para reducir los costos de las exportaciones de energía, como ocurre con la última propuesta de la CRIE para implementar Contratos Firmes de Suministro, que deslocalizan la energía del mercado nacional del vendedor y la localizan en el mercado nacional del comprador, considerándola “generación regional” que prioriza el “suministro regional”; medida que a mi criterio se traduce en atractivas oportunidades de negocio para las empresas del sector eléctrico, quienes requerirán asesoría y representación legal con la visión regional que ofrece Central Law: “Siete países, una sola firma”.

Jonathan Menjívar
Asociado
CENTRAL LAW El Salvador
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cerrar