, La importancia de fomentar emprendimientos

La importancia de fomentar emprendimientos

El fin de semana pasado acudí a la XXI Muestra Empresarial de la Universidad Americana (UAM), para ver el ingenio de los futuros profesionales de Nicaragua. La feria consistió en la presentación de proyectos de negocios por parte del estudiantado de la universidad. El enriquecedor evento permitió apreciar la creatividad de estudiantes de carreras tan diversas como odontología, ingeniería, contabilidad, finanzas o derecho.

Entre los 90 proyectos diseñados por 400 estudiantes se presentaron iniciativas creativas de negocios, con rentabilidad económica, solidarios con el medio ambiente y de carácter social. Hubo numerosos proyectos interesantes, tales como huertos digitales a través de una página web (“Orgánica”), promoción de productos nostálgicos (“Chigüines”), bicicletas diseñadas con bambú, material escolar verde de bajo costo (“Edugreen”), así como otros proyectos de índole social. La gran mayoría de estos estaban caracterizados por el empleo de medios digitales y el trato amigable con el medio ambiente, fomentando aspectos relacionados con Nicaragua.

El fomento al espíritu emprendedor es algo que, por desgracia, en este país no se le reconoce suficiente mérito, por lo que este tipo de iniciativas universitarias son dignas de alabar. Sin embargo, debemos destacar que de todos los proyectos presentados en muestras empresariales, estudios han demostrado que solo el 5% es llevado a cabo por sus creadores. Esa cifra significa que de los 90 proyectos presentados, tal vez 2 vean la luz. Una cifra alarmante.

¿Cuáles son las causas del estancamiento? Quizá sea la falta de incentivos legales que en Nicaragua se le da a los nuevos negocios, sumado a lo complicado que resulta para un joven sin experiencia obtener financiamiento por parte de una entidad bancaria. Otros pueden atribuirlo al miedo a nadar entre tiburones. Y así podremos encontrar otras causas o excusas. Pese a lo anterior, debemos animar a los jóvenes a que tengan una visión emprendedora en su vida para, entre otras cosas, desarrollar proyectos de negocios novedosos.

Un ejemplo de las barreras imaginarias que nos imponemos es en el tema tributario, en el que las personas creen que todas las empresas pagan un 30% de la renta sobre la actividad económica, cuando nuestro sistema fiscal tiene diseñado un régimen especial dirigido a las pequeñas empresas. Este régimen se llama régimen de cuota fija, y le permite a una empresa asentarse en un mercado y preparar su contabilidad pagando una cantidad determinada de dinero afrontable como único tributo. Otra ayuda de nuestro sistema la encontramos en los proyectos que tengan relación con el turismo, en que el proyecto puede verse exento del pago de impuestos sobre la renta, bienes inmuebles, valor agregado e importación, así como otros, por un determinado período de tiempo, siempre y cuando reúna una serie de requisitos. Se ven mejores los números financieros ahora, ¿verdad?

Sumado a lo anterior, debemos resaltar que existen incubadoras de emprendedurismo en Nicaragua, que ayudan a sacar adelante los proyectos ingeniosos.

Los ejemplos relacionados son solo una pequeña muestra que sirve para demostrar que no hay que tener miedo a salir a nadar en el mar, siempre y cuando se cuente con la asesoría legal adecuada. Nuestro deber como abogados en CENTRAL LAW es fomentar el desarrollo de ideas y buscar su materialización. Por lo tanto, para nosotros todo startup es valioso, desde el diseño de la estructura societaria y los acuerdos parasociales hasta la búsqueda de financiamiento, incluyendo todos los permisos y licencias que se puedan requerir.

En CENTRAL LAW Nicaragua hemos desarrollado proyectos de todo tipo de tamaño, con un equipo legal experimentando y catalogado como una de las mejores firmas del país por las más prestigiosas revistas especializadas.

Avil Ramírez Mayorga
CENTRAL LAW Nicaragua

 

Cerrar