, Enrique De Marchena: “Presidente de CHTA viajó a Cuba a principios de mayo”

Enrique De Marchena: “Presidente de CHTA viajó a Cuba a principios de mayo”

Enrique De Marchena Kaluche es un hombre con una larga experiencia en el mundo de la comunicación en el Caribe. Últimamente ha sido uno de las personas que más ha hecho en pos de un Caribe unido, con la intención de que la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe (CHTA), República Dominicana, Cuba y los demás países de habla hispana en la región tengan una presencia efectiva y no sean meros números en un conjunto de islas en el Caribe. Desde su actual posición como socio gerente de DMK Abogados Central Law, en República Dominicana, el señor de Marchena conversó con Caribbean News Digital sobre el futuro del turismo en la región de cara a la reanudación de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, y la actual preponderancia de esta última en el contexto turístico caribeño.

CND: Enrique, vamos a hablar de la incorporación de Cuba al mercado norteamericano, que es un mercado importantísimo en el Caribe, y tu opinión sobre su aporte a la imagen “marca Caribe” para el mercado norteamericano. Excelente pregunta,  yo creo que los últimos eventos en las relaciones de Estados Unidos y su enemigo público de más de 50 años, Cuba, son eventos trascendentales. Sin dudas la visita del Presidente Obama fue una visita histórica y era de esperar que el mercado turístico cubano, que ha estado cerrado por tantos años, tenga, como lo estamos viendo, una gran demanda por parte de ciudadanos y visitantes norteamericanos hacia Cuba. Eso lo que significa, como bien sabes, es que están llenos los hoteles, que no hay suficientes camas hoteleras, que toda La Habana se ve repleta. Entonces, ¿qué debemos esperar? Yo creo que Cuba siempre ha sido un importante competidor en el concierto del Caribe y ahora lo será más.

Vendrán cambios. ¿Cuáles son esos cambios? Precisamente los cambios producidos por el hecho de la demanda provocada por los Estados Unidos y que esto suponga una disminución del turismo canadiense hacia Cuba por un tema de tarifas. Eso supone otras oportunidades. Yo creo que el hecho de que ya Cuba de una manera más activa y no solamente para el mercado europeo y canadiense, sino ahora con el mercado norteamericano, se involucre como un gran jugador en el sector turístico caribeño supone una oportunidad para todos.
Una primera oportunidad vendrá de la mano del multidestino. Esto permitirá que viajeros que vienen de larga distancia, no solamente de Europa sino potencialmente de Asia, cuando vengan al Caribe piensen no solamente en Cuba o en República Dominicana, sino piensen también en la oportunidad de en unas vacaciones de una, dos o tres semanas, visitar tres o cuatro destinos. Esto supone que los otros destinos del Caribe, sobre todo los del Caribe inglés, hagan un gran esfuerzo para entrar en un mundo que no solamente es cada vez más globalizado, sino también más compartido, y que podamos lograr una integración, una unidad. Donde primero hay que hacer un trabajo es en el área porque la gran carencia en el Caribe es precisamente una aerolínea que nos una a todos, que nos permita volar directamente a la mayoría de los destinos. República Dominicana felizmente tiene vuelos de Cubana de Aviación que los une con Cuba; tiene vuelos de Copa y de PAWA, la línea aérea dominicana, pero eso tenemos que extenderlo más allá, tenemos que extenderlo a Jamaica y a otros destinos del Caribe. Estamos hablando obviamente del tema del multidestino y el hecho de que uno de los ingredientes importantes para el éxito del multidestino lo tendrán que ser las conexiones aéreas entre las diferentes islas. Estamos hablando de la importancia de que los niveles de competitividad, sobre todo del Caribe anglófono, se eleven. CND: Hablamos de cuatro grandes destinos y uno que está empezando a unirse, hablamos de Dominicana, Cuba y Puerto Rico, los dos destinos continentales más cercanos y más fuertes en este momento serían México y Panamá. La entrada de Costa Rica en un mundo competitivo no solamente de naturaleza, sino también de sol y playa.

¿Puede eso también influir en esta potenciación del mercado norteamericano hacia el Caribe? Yo pienso que Costa Rica tiene un producto un tanto distinto al nuestro. Lo que es sol y playa en Costa Rica no tiene las mismas características de lo que es sol y playa en el Caribe. Costa Rica ha hecho un excelente mercadeo turístico muy ligado al tema medioambiental y lo ha hecho de forma exitosa, pero yo no veo a Costa Rica en el concierto competitivo caribeño por lo menos a corto plazo.

CND: ¿Sería un motor entonces la publicidad que están haciendo a Cuba como país caribeño para el mercado norteamericano? Yo lo que veo es lo siguiente, y esto quizás  es la parte más importante: que República Dominicana, Cuba y el Caribe mexicano son los tres grandes competidores en el concierto de las naciones caribeñas que se disputan el manjar turístico, y veo a otros destinos del Caribe anglófono, del Caribe francés y del Caribe holandés, y algunas naciones de Centroamérica, de una manera u otra, pellizcando el pastel. Pero donde yo veo la competencia de cara a los próximos diez o quince años es entre el Caribe mexicano, Cuba y República Dominicana. CND: Hablabas de un país emisor muy importante, Canadá, un país que se caracteriza por tarifas de compras que no son altas, con un millón trescientos mil turistas en Cuba, con casi ochocientos mil turistas en República Dominicana. ¿Cómo consideras que puede cambiar el panorama canadiense debido al incremento de tarifas de Cuba hacia estos mercados? Primero, República Dominicana está viviendo un momento estelar. Apostó a la inversión en infraestructura vial e infraestructura pública en los últimos ocho años y está viendo los éxitos provenientes de esa inversión, sobre todo en infraestructura vial porque ya la infraestructura aérea la teníamos. Además de eso, República Dominicana ha ido incrementando su presupuesto de promoción.

Quizás el paso más importante que ha dado República Dominicana es que ya eventualmente se ve el país completo como un destino turístico y tiene cinco o seis polos turísticos no solamente bien identificados, sino que muchos de ellos están muy consolidados, como es el caso de Punta Cana, otros con una historia y con una vocación de éxito hacia el futuro, como es el caso de Puerto Plata. Pero tenemos destinos como son Juan Dolio o Samaná que muy bien podrán servir exitosamente a un mercado, que ya lo han tenido antes como es el mercado canadiense y que podrán responder a los requerimientos de tarifas con un producto sumamente competitivo. Además de eso, República Dominicana apuesta por la apertura de nuevos destinos en el suroeste del país, en el caso de Bani, Bahía de las Águilas, en Pedernales. Yo creo que República Dominicana tiene mucho que ofrecer y será la que posiblemente llene esa demanda que surgirá del mercado canadiense y que al menos por un tiempo se moverá desde Cuba, esa demanda que será absorbida por el mercado norteamericano debido a que la oferta de Cuba es limitada respecto  al número de habitaciones hoteleras. Eso tendrá que moverse y pienso que el gran ganador será República Dominicana, por ser la segunda isla más grande del Caribe, la más desarrollada en términos turísticos del Caribe y la que tiene multidestinos dentro del mismo país. En Cuba se dan pasos importantes para la apertura de la isla como mercado turístico hacia el mercado norteamericano, distinto al tema del comercio internacional, que como sabemos es un tema que va mucho más rezagado, pero cuando tú ves que ya Marriott tiene autorización para tranzar en Cuba, que ya Marriott está pensando en abrir hoteles, en operar hoteles, ya lo de Cuba como destino turístico y destino de inversión para los Estados Unidos virtualmente es una realidad. Dentro del concierto del Caribe tenemos que ir ya integrando a Cuba, ir trabajando en Cuba, y parte de eso es que una delegación de la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe, dirigida por su presidente actual, quién fue a Cuba a principios de mayo precisamente en esas labores. Se reunió con el Ministro Marrero, con el presidente de Cubanacán y con las principales autoridades del sector turístico. Es una línea de trabajo conjunto entre la principal institución del sector privado en materia de turismo para el Caribe y la alta dirigencia turística de Cuba, para crear un trabajo integrado, unificado, donde las principales potencialidades de Cuba se maximicen. Yo creo que esto es un tema de “ganar y ganar”. CND: ¿Tú crees que CHTA tiene algo que ofrecer a Cuba diferente a lo que ofrecía años anteriores? Pienso que CHTA tiene bastante que ofrecer sobre todo en términos de su relación con los Estados Unidos. La sede principal de CHTA está en Miami. Además, obviamente tiene fuertes programas institucionales y educativos, tiene el Marketplace, que es la principal feria para mercadear el producto turístico del Caribe. Todo lo que tiene Cuba con relación a CHTA es para ganar.

Por: José Carlos de Santiago
Fuente: Caribbeandigital.com

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar