, Embarazadas tienen derechos que deben respetarse, siempre

Embarazadas tienen derechos que deben respetarse, siempre

A decir verdad, es el primer caso que conozco en que se revisa la actuación de la DNI por considerarse que los motivos en que se fundó despido sin responsabilidad patronal no eran tales, sino que el motivo subyacente era la discriminación por el estado de gravidez.

Me interesó profundizar en el caso concreto, porque los titulares daban la impresión de que estábamos en presencia de uno de esos sismas jurídicos que producen ciertas sentencias, pero no, no se ha dado un cambio en la jurisprudencia.

Una vez leída la totalidad de la sentencia la quiero explicar para despejar cualquier nebulosa que hubiera quedado por la forma como fue dada la noticia, incluso en la nota de prensa colgada en la página del Poder Judicial.

El caso trata de una trabajadora que tras anunciar al patrono su embarazo, fue sujeto de acoso laboral para hacerla renunciar. Ese acoso laboral se tuvo por comprobado en investigación que realizó de previo la DNI y se manifestó sobre todo al quitarle las funciones, relegarla a un cubículo aislado del personal administrativo, y degradarla a labores de asistente. Constatados estos hechos por los inspectores de trabajo, se previno al empleador para que restituyera a su empleada en sus derechos. Estos hechos de acoso eran especialmente graves porque el motivo era discriminatorio por el estado de embarazo, y por las incapacidades que se le otorgaron a causa de ser el embarazo de alto riesgo.

Paralelamente, el empleador inició procedimiento ante la DNI contra la trabajadora pidiendo permiso para despedirla por ausencias injustificadas, y desacato a órdenes del patrono.
Estando la trabajadora incapacitada, -por el riesgo de pérdida,- la DNI la citó a una primera audiencia de recepción de prueba dentro de la investigación por los hechos denunciados por su patrono; la trabajadora se excusó por adelantado avisando que estaba incapacitada y no podría asistir a la citación. Nuevamente la DNI la citó a una segunda comparecencia, a la que no asistió, y no se excusó.

La audiencia se llevó a cabo, y el despido fue autorizado por desobediencia a las órdenes del patrono.
Despedida sin responsabilidad patronal, la trabajadora embarazada demandó en la vía ordinaria laboral a su empleador, aduciendo que no pudo asistir a la segunda comparecencia porque también estuvo incapacitada.

Por voto No.220 del 25 de febrero del 2015 la Sala Segunda confirmó las sentencias de primera y segunda instancia que acogieron las pretensiones de la trabajadora (indemnización conforme a los artículos 94, 94 bis; y los salarios caídos conforme el artículo 82 todos del Código de Trabajo).

La fundamentación del voto es que la trabajadora se negó a cumplir órdenes de su patrono porque obedecieron a un cambio de funciones que ella no aceptó –ius variandi ilegal-, pero que también sirvieron a la misma DNI para acoger la denuncia por acoso laboral de la trabajadora.

Es decir, los juzgadores encontraron que las causales que aceptó la DNI para autorizar el despido no existieron; al no existir causales, el despido se presume que es discriminatorio, sobre todo tomando en cuenta que la misma DNI había hallado culpable al patrono por acoso laboral discriminatorio de la trabajadora por su estado.

La enseñanza de este voto particular es que nos recuerda que la autorización que puede dar la DNI a un empleador para que proceda al despido sin responsabilidad patronal de una trabadora en estado de embarazo, o en periodo de lactancia, no está escrita en piedra.
Aún si el despido ha sido autorizado por la DNI el Juez de Trabajo puede investigar si fue o no discriminatorio, en violación del fuero protector que la ley ha previsto para esta población vulnerable.

Alfonso Carro
CENTRAL LAW Costa Rica

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar