, Diseño de páginas web: Yo pago, lo derechos son míos. O tal vez no…

Diseño de páginas web: Yo pago, lo derechos son míos. O tal vez no…

Actualmente, las empresas tienen la ventaja y la necesidad de crear una página web para llegar a sus clientes de diferentes maneras. En definitiva, las plataformas digitales ofrecen un abanico de posibilidades de comunicación, interacción e información en tiempo real que hace unos años era difícil de imaginar. Dentro de un mercado tan competitivo, quien no se adapte quedará fuera del juego.

La sociedad de la información (a la cual me referí en una publicación anterior), presenta muchísimas ventajas para hacer negocios, tanto en formatos B2B (negocio a negocio) como C2B o C2C (cliente a negocio y cliente a cliente respectivamente).  

No obstante, debemos procurar dar pasos certeros a la hora de aventurarnos a lanzar una página web, sobre todo cuando encargamos el diseño y creación a algún asesor externo. En estos casos, ¿a quién pertenecen los derechos de autor sobre la página web?

Titularidad de los derechos

Primero que todo, debemos tener en cuenta que en la creación de una página web los derechos pueden pertenecer a muchos titulares. Por ejemplo, una empresa puede ser titular de los derechos sobre el software utilizado, mientras que también puede haber contenido audiovisual y fotografías cuyos derechos de autor pertenezcan a otras personas. De igual forma pasará con gráficos, textos y, quizás lo más importante, con el diseño de la página web.

Si bien es cierto no es necesario tener todos los derechos antes citados, sí es imperativo que se sepa de qué derechos es dueña su empresa, así como sobre qué contenido tiene autorización de uso y de qué manera.

Está claro que existe una cultura de utilizar contenido de terceros sin pedir permiso simplemente porque “lo encontré en Google”.  Recordemos: Google es un motor de búsqueda cuya función principal es indexar información a partir de búsquedas que realizan sus usuarios. El hecho de que una obra se encuentre en Google nunca se debe interpretar como que esta se encuentra libre de derechos de autor y que, por ello, la puedo usar como yo quiera.

Encargo de páginas web

La mayoría de las empresas encargan la creación del diseño o del contenido de su sitio web a contratistas externos y, con ello, dan por un hecho de que son los titulares de los derechos de propiedad intelectual que se generen con la creación de la página. Sin embargo, la realidad es que no siempre es así, lo cual podría ser una desagradable sorpresa a la hora de querer hacer alguna modificación.

Y es que normalmente los contratistas independientes serán los titulares de los derechos de propiedad intelectual de la creación de la página web, aunque su empresa haya pagado o encargado la creación de esta obra, salvo acuerdo escrito que estipule lo contrario. En caso de que el creador de la página web no se encuentre en una relación laboral directa con su empresa, se entenderá que los derechos son del contratista y no de su compañía. Esto podría presentar dificultades y sobreprecios para usted a la hora de querer hacer alguna modificación sobre el diseño de la página web, debido a que deberá solicitar autorización del titular de los derechos (el contratista) para poder hacer cualquier modificación sobre el sitio creado, el diseño, los archivos gráficos en formato “gif” y “jpeg”, la configuración, los links, etc. Todo esto para no exponerse a una demanda por violación de derechos de autor. Esta autorización podría costarle dinero a su empresa en caso de que el titular de los derechos así lo disponga.

Ejemplo

Su empresa encarga la creación de su nueva página web a un diseñador independiente que le recomendaron. No se firma ningún contrato de cesión de los derechos a favor de su empresa, por lo que los derechos de autor pertenecen al diseñador. A partir de una nueva estrategia de mercado, su empresa desea actualizar el sitio web y hacer algunas modificaciones para darle una nueva presentación. En virtud de la mayoría de las legislaciones de derecho de autor, su empresa tendrá que obtener la autorización del diseñador del sitio para poder hacer esos cambios. ¿Qué pasa si no lo hace? Se expone a una demanda.

¿Cómo evito que esto me pase?

Suscriba un acuerdo por escrito en el que especifique que el creador de la página web le cede esos derechos y, de esta manera, su empresa no estará disfrutando solamente de una licencia no exclusiva para uso, sino de los propios derechos de exclusiva sobre la página web. Cuidado, no nos confundamos: recordemos que puede haber derechos sobre fotografías que no le pertenezcan ni al creador de la página web ni a la empresa, sino a un tercero del cual necesitamos también autorización.

¿Qué puntos debo incluir en un acuerdo de creación de páginas web?

Primero que todo, recuerde que la página web de su empresa es una de las principales herramientas de comercialización con las que usted cuenta. Por ello, debe tener una visión a largo plazo del mercado al que va a dirigir sus servicios y debe invertir un poco en asesoramiento para estructurar un contrato que se adecue a las necesidades de su empresa.  En la próxima publicación analizaré algunos de los puntos que debe tener en cuenta en este tipo de acuerdos.

Ricardo A. Rodríguez V.  
CENTRAL LAW Costa Rica

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar