, ¿Cómo enfrentar la visita de los inspectores de la Caja?

¿Cómo enfrentar la visita de los inspectores de la Caja?

Nos quejamos mucho de que en Costa Rica no nos enseñan desde pequeños a ser emprendedores; a tomar riesgos y formar empresas, negocios.
Vemos con malos ojos a los que fracasan, a quienes no tuvieron suerte con un emprendimiento, idea de negocio, empresa.

A los que están endeudados hasta la cara me duele, porque pidieron un préstamo para hacer realidad un sueño de ser empresarios.
No obstante, seguimos aferrados a una legislación laboral que, por cualquier lado que se mire, protege desmesuradamente a los trabajadores dependientes, asalariados, subordinados.
Nuestra sociedad estimula la dependencia y no la independencia en materia de trabajo.

Con mucha frecuencia pasan por mi despacho emprendedores que me preguntan directamente cómo hacen para que la Caja Costarricense de Seguro Social no considere a sus agentes de comercio como trabajadores asalariados, dependientes y subordinados.

Siempre tengo que empezar por el mismo estribillo que va más o menos de esta manera. La Caja es una agencia recaudadora de impuestos. Las cuotas de la seguridad social son contribuciones obligatorias que tienen todas las características de un tributo. Los inspectores de la Caja son entonces, agentes que coadyuvan a la recaudación de impuestos.

¿Qué es lo que gravan estos impuestos? Bueno para los salarios que pagan las empresas a sus trabajadores asalariados gravan el salario. Un porcentaje del salario va para cuotas obligatorias que debe pagar en 2/3 partes el empleador y en 1/3 el trabajador, colones más o colones menos. El patrono tiene la obligación de retener estas cuotas y pagárselas a la Caja, tanto la del trabajador como la de él. Si ni lo hace (retener y pagar) él se hace responsable ante la Caja de los 3/3 completos.

Así las cosas, cuando un inspector de la Caja visita una empresa y le realiza una auditoría, viene a verificar el monto de los salarios que ha pagado la empresa a sus trabajadores dependientes, para asegurarse que coinciden con los pagos que ha hecho de las cuotas obrero-patronales.
Luego de revisar las planillas de los salarios, la Caja le pedirá al empresario que le entregue copias de los contratos de servicios profesionales y de proveedores semejantes.

El empresario le entrega la copia de los contratos, y el inspector de la Caja va a verificar si esos profesionales, o agentes de comercio, o como quiera llamarles el patrono, están registrados en la Caja como asegurados autónomos o independientes.

Si lo están, por lo general los inspectores no tienen por qué dudar de su condición de trabajadores autónomos e independientes. Sin embargo, si no lo están, empiezan las sospechas, y el único sospechoso es la empresa.
Debe recordarse que el contrato de trabajo se presume existente entre el que presta un servicio y el que lo recibe. Esa presunción, es lo que hace tan difícil para el empresario revertir unas planillas adicionales que le hará seguramente el inspector por no haber reportado y pagado las cuotas, sobre los montos que la empresa le haya pagado a los beneficiarios de esos contratos.

Si las personas titulares de esos contratos de servicios profesionales, o contratos mercantiles, no cotizan para la seguridad social por su cuenta, la cosa está fregada para el empresario.

La razón de esto es muy sencilla: la Caja no puede perder por los dos lados. La Caja tiene que recibir las contribuciones para la seguridad social ya sea del empresario que paga por los servicios, ya sea del trabajador independiente o autónomo.

De manera que el consejo práctico de esta opinión es que cuando la empresa contrate los servicios profesionales, o mercantiles de personas, se asegure que estos coticen y paguen por su cuenta las contribuciones a la seguridad social.
Esto alejará muy seguramente las sospechas de que hay una relación laboral oculta o disimulada.

Para los que todavía no lo saben, los seguros voluntarios ya no existen. Todo trabajador autónomo tiene el deber de cotizar, contribuir y pagar para la Seguridad Social.

Alfonso Carro
CENTRAL LAW Costa Rica

Fuente

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar