, A favor del 4×3

A favor del 4×3

Me pa­re­ce que la res­pues­ta es obvia, mu­chos acep­ta­ría­mos ese pues­to, sin lugar a dudas. Ima­gí­nen­se, se aho­rra un día a la se­ma­na o hasta dos días de tener que pagar pa­sa­jes de au­to­bús o ga­so­li­na del vehícu­lo. Eso, sin tomar en cuen­ta las co­rres­pon­dien­tes ma­dru­ga­das que se aho­rra, y el ries­go de ir y venir de la casa al tra­ba­jo. Se aho­rra los al­muer­zos y las me­rien­das de esos dos días tam­bién. Por otro lado, dis­pon­drá de tres días a la se­ma­na para es­tu­diar, leer, dis­fru­tar de sus hijos e hijas, con­sor­te y hasta tener otros in­gre­sos adi­cio­na­les a su sa­la­rio, si de­di­ca parte de esos tres días a otra ac­ti­vi­dad lu­cra­ti­va.

Pien­so que cual­quier tra­ba­ja­dor hasta sería más pro­duc­ti­vo y be­ne­fi­cia­ría así a sus dos em­plea­do­res, por­que entre otras cosas, su mente se man­ten­dría ocu­pa­da en ac­ti­vi­da­des di­fe­ren­tes, con gente y am­bien­tes di­fe­ren­tes tam­bién. Fi­nal­men­te, estoy se­gu­ro que hasta lo­gra­ría des­can­sar fí­si­ca­men­te, y no ten­dría pre­tex­tos para hacer mu­chas de las cosas que siem­pre quiso hacer pero no logró “por­que tenía que tra­ba­jar”.

Esta mo­da­li­dad de jor­na­da está muy res­trin­gi­da en Costa Rica, por­que en el es­ta­do ac­tual de cosas, re­sul­ta muy one­ro­so para las em­pre­sas im­ple­men­tar­lo de ma­ne­ra que se ajus­ten al blo­que de le­ga­li­dad.

Prin­ci­pal­men­te hay tres gran­des obs­tácu­los para que usted y yo po­da­mos tra­ba­jar cua­tro días y dis­fru­tar de tres días de des­can­so. El pri­me­ro es la regla de que el tra­ba­jo ex­tra­or­di­na­rio nunca puede ser per­ma­nen­te, y debe aten­der a ne­ce­si­da­des ur­gen­tes y ex­cep­cio­na­les de la em­pre­sa. La se­gun­da regla es que el tra­ba­jo ex­tra­or­di­na­rio se debe pagar con un cin­cuen­ta por cien­to adi­cio­nal al sa­la­rio or­di­na­rio; es decir, cada hora ex­tra­or­di­na­ria se debe pagar a tiem­po y medio. Por úl­ti­mo, la regla de que el tra­ba­jo ex­tra­or­di­na­rio debe compu­tar­se dia­ria­men­te.

Fren­te a estas tres re­glas, em­pe­za­mos a vis­lum­brar que se nos des­a­pa­re­ce la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar cua­tro días y des­can­sar los otros tres días de la se­ma­na.

Sin em­bar­go, voy a in­ten­tar ex­pli­car­lo con más de­ta­lle, para ver si exis­te al­gu­na al­ter­na­ti­va que se nos pueda ocu­rrir.

El 4×3 es una mo­da­li­dad de tra­ba­jo según la cual se tra­ba­jan cua­tro días y se des­can­san tres cada se­ma­na. Para que sea con­for­me con las re­glas del Có­di­go de Tra­ba­jo (C.T.) si es en jor­na­da diur­na, y el tra­ba­jo no es in­sa­lu­bre o pe­li­gro­so, la jor­na­da or­di­na­ria má­xi­ma se­ma­nal sería de 40 horas., si es en jor­na­da mixta, la jor­na­da or­di­na­ria má­xi­ma se­ma­nal seria de 32 horas. Si es en jor­na­da noc­tur­na, la jor­na­da or­di­na­ria má­xi­ma se­ma­nal no puede so­bre­pa­sar las 24 horas. Esto es así por­que nues­tra le­gis­la­ción per­mi­te la jor­na­da acu­mu­la­ti­va se­ma­nal pero se es­ta­ble­ce un lí­mi­te dia­rio para cada una de las jor­na­das, sien­do 10 horas en jor­na­da diur­na, 8 en jor­na­da mixta, pero 6 en jor­na­da noc­tur­na.

Lo que esto sig­ni­fi­ca es que si una em­pre­sa quie­re poner en fun­cio­na­mien­to el sis­te­ma del 4×3 nos ten­dría que pagar a usted y a mí, en caso de la jor­na­da diur­na cada se­ma­na 8 horas ex­tra­or­di­na­rias, en el caso de la jor­na­da mixta 10 horas ex­tra­or­di­na­rias, y en el caso de la jor­na­da noc­tur­na 12 horas ex­tra­or­di­na­rias, lo que sin duda cons­ti­tu­ye un des­alien­to ab­so­lu­to para que las em­pre­sas opten por este sis­te­ma de con­tra­ta­ción. Sin em­bar­go, al­gu­nas lo hacen por ne­ce­si­dad, pues su pro­duc­ción es ren­ta­ble siem­pre y cuan­do sea con­ti­nua, pero son la ex­cep­ción.

Mi punto de este co­men­ta­rio es que, aún exis­tien­do em­pre­sas con la su­fi­cien­te po­ten­cia y múscu­lo eco­nó­mi­co, como para asi­mi­lar esos cos­tos por con­cep­to de horas ex­tras, y sien­do que sus tra­ba­ja­do­res dis­fru­tan de las ven­ta­jas del 4×3 enun­cia­das, pero aún con ma­yo­res in­gre­sos por con­cep­to de las horas ex­tra­or­di­na­rias, según nues­tro blo­que de le­ga­li­dad la­bo­ral, y sus in­tér­pre­tes, to­da­vía se en­cuen­tran in­frin­gien­do las tres re­glas que cité lí­neas arri­ba.

Es decir, per­so­nas tra­ba­ja­do­ras que la­bo­ran cua­tro días a la se­ma­na y des­can­san los otros tres días, y a quie­nes se les paga sus­tan­cial­men­te más que si la­bo­ra­ran cinco o seis días por se­ma­na, lo hacen en con­tra de la le­gis­la­ción la­bo­ral, y sus em­plea­do­res están vio­lan­do las leyes de tra­ba­jo, con lo que pue­den ser me­re­ce­do­res de san­cio­nes le­ga­les.

Esta con­clu­sión me llevó a in­ves­ti­gar más pro­fun­da­men­te lo que me pa­re­ce una con­tra­dic­ción de nues­tro sis­te­ma legal, y no en­cuen­tro más ex­pli­ca­ción que la falta de cum­pli­mien­to del deber de nues­tra Asam­blea Le­gis­la­ti­va que les im­po­ne el ar­tícu­lo 58 de la Cons­ti­tu­ción Po­lí­ti­ca, de es­ta­ble­cer me­dian­te ley de la Re­pú­bli­ca, las ex­cep­cio­nes a los lí­mi­tes má­xi­mos de las jor­na­das de tra­ba­jo.

Las ex­cep­cio­nes al lí­mi­te fi­lo­só­fi­co de las 8 horas dia­rias y 48 se­ma­na­les, son ne­ce­sa­rias, y en­cuen­tran pleno sus­ten­to en los Con­ve­nios 1 y 30 de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo que datan desde 1919. Si en aquél en­ton­ces se con­si­de­ró ne­ce­sa­rio es­ta­ble­cer esa po­si­bi­li­dad de ex­cep­ción a los Es­ta­dos, con mayor razón hoy es una obli­ga­ción del Es­ta­do de Costa Rica, cuan­do la pro­duc­ción y el tra­ba­jo son lo que nunca fue­ron.

En nues­tra reali­dad eco­nó­mi­ca, son mu­chos los cos­ta­rri­cen­ses que la­bo­ran esta jor­na­da del 4×3, y mu­chos más qui­sié­ra­mos ha­cer­lo. Como este es un tema tan sen­si­ble so­cial­men­te ha­blan­do, no es de ex­tra­ñar que no ca­mi­ne nin­gún pro­yec­to de ley en el Con­gre­so. Sin em­bar­go me pre­gun­to si en nú­me­ro los tra­ba­ja­do­res dis­pues­tos a la­bo­rar en la jor­na­da del 4×3 serán su­fi­cien­tes para hacer lle­gar a la Asam­blea Le­gis­la­ti­va un pro­yec­to de ley de ini­cia­ti­va po­pu­lar que es­ta­blez­ca como ex­cep­ción al lí­mi­te de las ocho horas dia­rias y cua­ren­ta y ocho se­ma­na­les, la libre vo­lun­tad de las par­tes. ¿No le pa­re­ce a usted que de­be­ría­mos tener la opor­tu­ni­dad de es­co­ger?

Alfonso Carro
CENTRAL LAW Costa Rica

Ver enlace original aquí

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar